miércoles, 21 de octubre de 2009

FUTBOL: DETECCION Y DESARROLLO DEL TALENTO DEPORTIVO

FUTBOL: DETECCION Y DESARROLLO DEL TALENTO DEPORTIVORubén Cohen Grinvald (Argentina - España)
Licenciado en Educación Física, Entrenador Regional de Fútbol.Entrenador y responsable de la planificación y metodología del fútbol base de la S. D. Sueca (Valencia)

ResumenAl referirnos al termino talento deportivo intentamos hacer primero una aproximación conceptual y semántica del mismo a través de diferentes autores.Utilizamos un modelo básico para determinar los 3 elementos fundamentales en el talento deportivo: la capacidad de rendimiento, la capacidad de entrenamiento y la disposición para el mismo. A través de un análisis individual y la posterior interrelación de las mismas se llega a un punto donde la globalidad en la conducta del sujeto aparece como un continuum a lo largo de su vida deportiva, y no como factores independientes y aislados que determinan mayor o menor éxito.Nos referimos a la suma de los factores genéticos, las capacidades coordinativas y las capacidades volitivas del deportista, no existiendo en el fútbol un modelo ideal o biotipo definido para asegurar el éxito.Según esta teoría, la suma de aptitudes y actitudes específicas pueden llegar a ser los determinantes del rendimiento-resultado obtenido en la mayoría de los casos. Mencionamos la detección del talento de manera objetiva y científica por un lado, y por otro la realizada subjetivamente a través de la observación y medición del rendimiento durante la competición, siendo esta ultima la de mayor utilización hasta la fecha. Para finalizar se presenta el sistema de trabajo utilizado por el Ajax F.C. en su escuela de fútbol de Amsterdam como modelo en cuanto al proceso y los resultados obtenidos. Palabras clave: Capacidad de rendimiento. Capacidad de entrenamiento. Disposición para el rendimiento. Capacidad coordinativa especifica. Capacidades volitivas. Desarrollo del talento.
Introducción :
Dentro del termino "talento" existe una diversidad de opiniones y conceptos que es necesario exponer y explicar previamente al análisis del talento en el fútbol.
Concepto de talento: actitud especifica por encima de la media en determinado campo de acción, o aspecto considerado potencialmente capaz de ser desarrollado (Carl, 1988).
Talento motor general: capacidad de adquirir rápidamente destrezas motoras.
Talento deportivo: personas con condiciones superiores con alta adaptabilidad de recursos y creatividad (el típico deportista de deportes colectivos, creativo, con gran capacidad de resolución de problemas y gran habilidad motora).
Talento deportivo especifico: el sujeto que nació para ese deporte, que tal vez disponga de una gran capacidad condicional y coordinativa para varios deportes, pero su entorno social y su perfil psicológico lo han hecho altamente eficaz en "ese" deporte, el caso de Pele, Maradona, Alfonso, Luis Enrique, Romario, Ronaldo.
Otros autores presentan el gráfico siguiente para conformar la suma de variables que describen al talento deportivo:
Capacidadde rendimiento
+
Capacidadde entrenamiento
+
Disposiciónpara el rendimiento
1. Capacidad de Rendimiento Capacidades Condicionales
Velocidad Simple y Compleja
Fuerza Explosiva y Fuerza Resistencia
Resistencia Aeróbica y Anaeróbica
Flexibilidad: Movilidad Articular y Elasticidad Muscular
+
b. Técnica
+
c. Capacidad de seguir plan táctico establecido
+
d. Capacidad de adaptarse a situaciones imprevistas (capacidad para juego complejo)
A pesar de ser la técnica un requisito fundamental, a la hora de definir al jugador destacado la suma de factores y su interrelación son los determinantes de la capacidad de rendimiento.
Con relación a la técnica considerada como capacidad coordinativa especifica, la podríamos definir como el producto o resultado de la expresión de acciones motrices parciales especificas, fruto de un elevado nivel de capacidad general de coordinación en combinación con destrezas especificas.
Permiten alcanzar técnicas motrices optimas, pero su rendimiento no es cuantificable, ya que es subjetivo - cualitativo.
capacidad general coordinativa
+
destreza especifica
sensibilidad para la pelota
Consideraremos capacidades coordinativas generales
Capacidad de combinación
Capacidad de orientación
Capacidad de diferenciación
Capacidad de equilibrio
Capacidad de reacción
Capacidad de adaptación y modificación
2. Capacidad de Entrenamiento Está fijada por la herencia, y puede ser considerada como el cociente entre la diferencia en el rendimiento competitivo alcanzado y las horas de entrenamiento empleadas para ello; cuanto mayor sea la diferencia entre el rendimiento competitivo y determinadas horas de entrenamiento se podría decir que mayor será el talento del jugador.
Los futbolistas juveniles o amateurs de gran capacidad que realizan pocas unidades de entrenamiento podrían mejorar su rendimiento incrementando la cantidad de unidades de entrenamiento.
3. Disposición del jugador de talento para el rendimiento
Este factor es de importancia determinante para el rendimiento competitivo, y por esta razón muchas veces se prescinde de jugadores con talento en categorías juveniles y amateur debido a que sus intereses y necesidades no están orientados al esfuerzo y trabajo sistemático que implican los entrenamientos correspondientes a elevados rendimientos deportivos.
Según Tchesnokow, el talento para el deporte es solo una disposición, debiendo las posibilidades potenciales sumarse a la voluntad, interés, disposición para el esfuerzo y tolerancia a la frustración.
Cuando nos referimos a un talento futbolístico en el sentido global que implica su acepción, nos referimos a quien ha de sentir un placer inmenso en el juego a lo largo de un largo proceso de años de entrenamiento, afán para la dura competición, predisposición física al esfuerzo y sufrimiento, resistencia a las condiciones climáticas y ambientales adversas, aceptación de las normas impuestas por el grupo como uno mas para demostrar su rendimiento, etc.
Disposición + posibilidades potenciales + voluntad de trabajo + interés + disposición para el esfuerzo + tolerancia a la frustración
-superar un revés-contrarios duros-juego sucio-decisiones arbitrarias erróneas
El jugador debe estar preparado para superar reveses imprevistos y retos de entrenamiento, tanto durante el periodo de competición como el resto de la temporada. a través de la cooperación, tenacidad y el espíritu de sacrificio.
La observación utilizada científicamente como método de evaluación de las actitudes, nos permite identificar y determinar con mayor claridad los puntos fuertes y débiles del carácter, sobre todo en situaciones limites y/o competitivas cuando el propio juego va mal. Los entrenadores valoran tanto la disposición para el rendimiento por parte de los jugadores como los talentos destacados por sus capacidades técnicas y tácticas, siendo estas últimas fácilmente observables.
La disposición para el rendimiento podría decir que se reconoce claramente identificando algunas variables:
La disposición para superar largas carreras, con y sin balón.
La disposición para escapadas intensivas y cambios de dirección dinámicos durante todo el desarrollo del partido.
Disposición para duras luchas entre dos, o por un golpeo de cabeza.
Disposición a luchar también por el compañero.
Disposición a realizar todo esto en condiciones adversas antes mencionadas.
La detección del talento Existen variables determinantes, pero no hay pruebas o tests definitivos para definir la detección de talentos deportivos en deportes de oposición y oposición-cooperación.
Primero porque los tests objetivos de capacidades condicionales en nuestro caso no son determinantes, y las situaciones constantemente variables y abiertas precisan de una serie de habilidades perceptivas fundamentales (la competición real es actualmente el mejor test).
Nos referimos entre otras al pensamiento táctico, anticipación, leer la jugada, visión localizando móviles en movimiento, focalización amplia y estrecha, elección del tiempo de reacción, velocidad en la toma de decisión, habilidades psicológicas, autocontrol, concentración, autoconfianza.
Aquí se puede hablar de la confluencia de una serie de factores que son muy difíciles de analizar separadamente, y que además se pueden medir con mayor precisión en situaciones de juego real.
Con respecto a las edades de detección precoz de talentos deportivos algunos autores hablan de 6-8 años, (gimnasia artística femenina) pero es una hipótesis bastante discutible. La motivación o voluntad de estos atletas no es tomada en consideración cuando a esas edades lo que todos los niños/as quieren es jugar y divertirse, como podemos observar empíricamente, y con datos que concuerdan con la mayoría de los estudios e investigaciones existentes.
Por otra parte encontramos la definición del biotipo ideal, otro elemento que parece ser mágico y según algunos técnicos que se abocan a la búsqueda de jugadores altos, veloces y resistentes; esta muy claro que cuando mejores sean las capacidades condicionales, mayor potencia, mayor longitud de zancada y frecuencia de la misma, mas correrán, saltaran y resistirán, pero en fútbol existe el adversario, y eso es oposición inteligente, que debe contrarrestarse alcanzando la máxima precisión entre la imagen mental del movimiento a ejecutar y su ejecución motriz, o sea saber lo que hay que hacer y poder hacerlo en el momento adecuado y de la manera apropiada.
La mayoría de las veces la ejecución del movimiento deberá realizarse a la máxima velocidad mental y motriz, siendo este determinante del éxito y eficacia del gesto deportivo en la mayoría de las ocasiones.
Maradona, Pelé, Overmars, Bergkamp, Juninho, Romario, no son ejemplos del biotipo ideal y sin embargo los resultados están a la vista.
En muchas ocasiones cuanto mayor es el talento disponible por el jugador se produce una menor disposición al entrenamiento puro y duro por su parte. Tal vez se produzca el pensamiento siguiente: ¿para qué sacrificarse luchando y corriendo si lo que hay que hacer es anticiparse al adversario haciendo que el balón se dirija al lugar apropiado?
El desarrollo de jugadores talentosos Al abordar este tema puede que utilicemos como modelo a seguir uno de los sistemas más florecientes en el desarrollo de jugadores del fútbol mundial: el Ajax C. F.
Vamos a centrarnos en los dos elementos que conforman el total de su organización: la eficacia demostrada a través de su rendimiento colectivo y los jugadores destacados por un lado, y la eficiencia del proceso llevado a cabo.
Destacan en su rendimiento el palmarés de 2 recientes finales de la copa de Europa sucesivas, y una edad media de 20 años en sus jugadores procedentes de la escuela de fútbol del Ajax F.C. Han salido de sus filas jugadores de la talla de Cruyff, Van Basten, Bergkamp, Seedorf, Kluivert, Rjkaard, Güllitt...
Por lo visto, en cuanto al resultado y eficacia del sistema habría muy poco que objetar, entonces ahora podemos pasar al proceso del mismo.
El Ajax controla un radio de 40 Km alrededor del club y celebra dos días de reclutamiento al año en el que se presentan de 1500 a 2000 jugadores.
Cada jugador es evaluado de acuerdo con un sistema denominado tips, que engloba la técnica, inteligencia, personalidad y la velocidad. La evaluación de la personalidad se centra en aspectos tales como creatividad, audacia, carisma y autoconfianza.
Hay un estilo definido, el "estilo Ajax" donde se combinan valores de disciplina y programas de entrenamientos duros con cuidado y sensibilidad hacia los jugadores.
Se percibe una cultura especial, marca de la casa, que enlaza los jugadores y los aglutina alrededor de una identidad común, esto reforzado por la mentalidad de los entrenadores que piensan a largo plazo en cuanto a los jugadores y los sistemas de juego utilizados.
Los jugadores del Ajax pueden jugar en cualquier posición del terreno de juego; aprender a jugar de manera inteligente es más importante que asignar a los jugadores posiciones específicas.
Las edades de los jugadores comprenden de los 7 hasta los 18 años, y todos están motivados para jugar contra equipos de jugadores de mayor edad sin importar la victoria. En los mas jóvenes se enfatiza la importancia del juego rápido a primer toque, a menudo a expensas de los resultados, pero que sirve como preparación a la selección por parte del primer equipo. Conclusiones Hemos analizado por un lado la posibilidad de un sistema de desarrollo de jugadores talentosos donde se han podido comprobar resultados positivos a lo largo de un período de tiempo apoyados en una selección basada en variables técnicas, intelectuales, de personalidad y velocidad. Todos estos elementos van sumados a una planificación a largo plazo, una cultura propia e identificativa del club, con entrenadores que proyectan en el tiempo los sistemas de juego y la calidad de los jugadores. Por otra parte la observación científica del talento deportivo parece ser el elemento de juicio de mayor acercamiento al máximo rendimiento, y partiendo de una perspectiva globalista podemos integrar al sujeto en su totalidad.
Esta visión integrada permite al entrenador y jugador comprender los condicionantes internos y externos de las relaciones persona - entorno que se producen constantemente, y la comprensión aislada de los fenómenos biomecánicos, energéticos, estructurales, funcional- anatómicos de los movimientos para poder emplearlos en el proceso de optimización del entrenamiento y rendimiento. A edades muy tempranas, la dificultad parece residir en el hecho de no estar definido el desarrollo final del sujeto, tanto físico como psíquico, con variables tan determinantes como la motivación orientada al fútbol una vez alcanzada la adolescencia.
Este proceso tan complejo y enfocado a un objetivo, es esencial para alcanzar una orientación consciente, compuesta de expectativas, necesidades, metas, humores individuales y la motivación. A este respecto, podemos aplicar una frase que humaniza bastante el concepto de condicionar el futuro del individuo en una dirección : "Debemos considerar al deportista en cualquier situación como una entidad que percibe, siente y se mueve, existiendo una estrecha relación entre la ejecución externa del acto al realizar el movimiento deportivo, y por otro lado la regulación interna".
Bibliografía
BAUER, G., UEBERLE, H., (1984): Fussball. faktoren der leistung spieler - Ud mannschaftsführung. München. BLV Verlagsgesellschaft mbh.
COHEN, R. (1998): Principios fundamentales para una escuela integral de fútbol base. Training Fútbol, nº 25, pág. 30-41, marzo.
DIAZ, F. ( 1997): Comentarios y búsqueda de información acerca de talentos deportivos en la lista EDUFIS a través de e- mail, julio.
EKBLOM, B. (editor) (1994): Football (Soccer) London. Blackwell scientific publications.
GROSSER, M., NEUMAIER, A. (1986): Técnicas de entrenamiento. Barcelona. Martínez Roca.
GROSSER, M., HERMANN, H., TUSKER, F., ZINTL, F.(1991): El movimiento deportivo. Barcelona. Martínez Roca.
REILLY, T (editor) (1996): Science and Soccer. London. E & Fn Spon.
RIEDER, H., FISCHER, G. (1990): Aprendizaje deportivo. Barcelona. Martínez Roca.
Las fotos fueron tomadas en la Escuela de Fútbol de Germán Cancelarich, Galicia 1139, Buenos Aires.
Fuente :
http://www.efdeportes.com/efd10/talen101.htm

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada